" />

Una casa cubierta por un jardín

 

Esta casa, fue bautizada por sus dueños como “jardín del cielo” (Sky Garden) debido a sus originales cubiertas verdes. El creador de esta espectacular obra es el arquitecto de origen australiano Guz Wilkinson, cuya oficina se especializa en el diseño y la construcción de casas sustentables, proyectadas con principios bioclimáticos.

 

La mayoría de las casas de la urbanización se encuentran demasiado pegadas entre sí, por lo cual el tema de la privacidad fue el punto de partida de Wilkinson, quien decidió aislar a la familia de las miradas de los vecinos, pero sin recurrir a estructuras cerradas ni sacrificar espacios ni vistas. De esta forma, la casa fue resuelta a partir de muros medianeros, de modo que la vivienda quedara orientada hacia las vistas más importantes del paisaje.

 

 

 

Para garantizar que la mayor parte de los locales de la casa tuvieran vista hacia el exterior se construyeron jardines sobre las terrazas de cada uno de sus cuatro niveles. Cada terraza-jardín funciona como base para el piso superior siguiente, permitiendo así una serie de niveles que crea la sensación de que cada piso da directamente al jardín principal de la casa”, cuando en realidad se trata de una cubierta verde que al funcionar como terraza se funde visualmente con el verde del jardín exterior.

 

 

 

 

Además de un recurso estético, las cubiertas verdes ayudan a absorber la radiación solar y a mitigar la temperatura, lo que permite enfriar naturalmente la casa en un clima bastante cálido y húmedo, lo que significa también una forma de reducir el uso de aire acondicionado.

 

 

 

 

Los cuatro niveles de la casa se conectan entre sí a partir un vacío central que provee luz natural y que permite la circulación de la brisa marina. En este espacio se encuentran las escaleras, conformadas por una serie de escalones volados forrados en madera de teca con salientes metálicas, barandales de vidrio templado y pasamanos de madera.

 

 

En el primer piso de la casa se encuentran el vestíbulo de acceso, las dependencias de servicio y áreas públicas. Este piso permite ver el interior de la alberca, construida resistentes muros de vidrio templado.

 

 El piso superior se ubica el bar, el comedor, la sala y el acceso a la superficie de la alberca, bordeada por un pasillo-terraza de madera.

En el piso siguiente se encuentra un gran espacio tanto para uso social como privado, dividido en varios salones, constituido básicamente por dos volúmenes recubiertos con maderas nativas.

 

 

La sala y el estudio se abren con puertas abatibles de piso a techo, permitiendo el acceso a la terraza ajardinada. En este nivel se ubica también un estanque interior rodeado de pequeñas plataformas de madera, decoradas con plantas, árboles y piedras de río.

 

Fuente: http://www.arq.com.mx

Escrito por

Sin comentarios.

Dejar un comentario

Mensaje