" />

Edificio Energéticamente Eficiente

La construcción de un edificio energéticamente eficiente minimiza el uso de energías convencionales, mejorando la calidad de vida de sus ocupantes, con un importante ahorro energético y monetario. También contribuye con el mantenimiento del medio ambiente. En el caso de empresas, la disminución de gastos, las vuelve más rentables

Es el que recurriendo al diseño, minimiza el empleo de energía convencional. La tecnología actual, sumado a un uso responsable de la energía, permiten un considerable ahorro. Esto permite mejorar la calidad de vida de los ocupantes de estos edificios, y también, para el caso de empresas, las vuelve más rentables al reducir los gastos.

Estrategias para lograr la eficiencia energética:

• Empleo de aislamiento térmico en la envolvente del edificio (muros, techos, aberturas).
• Reducción de pérdidas de calor por filtraciones de aire en invierno.
• Correcta orientación del edificio.
• Permitir la entrada de sol invernal.
• Evitar la sombra de otros edificios.
• Evitar el ingreso de sol en verano.
• Utilizar sistemas de calefacción/aire acondicionado, eficientes.
• Duplicar el espesor del aislamiento térmico en azoteas. 

Recursos para la eficiencia energética:
• Aislamiento térmico interior- de la estructura: cámaras de aire, mampostería de cerámica. Adosado a la estructura: paneles de yeso, madera, empapelados, etc.
• Aislamiento térmico exterior- revestimientos aislantes de espumas poliuretánicas, máscaras de piel de vidrio sobre estructura de acero, etc.
• Para reducir filtraciones de aire: burletes en las aberturas, ventanas y puertas dobles.
• Para permitir entrada de sol, protecciones removibles, diseño de las ventanas contemplando la inclinación del sol.• Para evitar la entrada de sol: protección móvil o fija, protección natural, siempre que no provoque sombra en invierno.

• En las azoteas colocar protección removible para el verano

 

Diseño y construcción:

En los edificios tradicionales, el énfasis está dado en la reducción de costos de construcción al máximo. No se tienen en cuenta los costos de mantenimiento, funcionamiento, climatización.

En los edificios energéticamente eficientes (E.E.E.), cada elección se hace teniendo en cuenta las futuras demandas energéticas, para esto se emplea la técnica de análisis energético del ciclo de vida. Un aumento considerable en el costo de construcción, redunda en un ahorro energético significativo, que se traduce en un ahorro en el mantenimiento y funcionamiento del edificio.

Estos edificios se diseñan para aprovechar la energía sobrante de otras fuentes, como ser la energía calórica generada por: electrodomésticos, iluminación, calor metabólico de las personas, etc.

Se emplean fuentes de energía renovables, iluminación eficiente, aprovechamiento de la energía solar, ensanchamiento de muros para mantener la temperatura interior constante, independientemente de las variaciones externas.

Se realizan cálculos sofisticados para prever los impactos climáticos sobre el edificio. Cálculo de sombras proyectadas a lo largo del año, por el propio edificio o edificios vecinos, para elegir la ubicación y profundidad de las ventanas. Orientación del edificio respecto al sol y los vientos dominantes, para mejorar la iluminación y la ventilación.

Optimización de los sistemas de calefacción e iluminación, para reducir su empleo.

Conformación de un equipo interdisciplinario que cuente con el asesoramiento de consultores ambientalistas, para determinar las características del emplazamiento sobre el cual se construirá, además de ingenieros, paisajistas, tecnólogos, diseñadores industriales, etc.

 

Fuente: http://www.arquitecturatecnica.net

 

 

 

Escrito por

Sin comentarios.

Dejar un comentario

Mensaje